El Habeas Corpus en la legislación colombiana

En un artículo anterior publiqué sobre los mecanismos de protección de los derechos humanos en Colombia. En éste nuevo artículo escribiré sólo sobre el "Habeas Corpus". Otros mecanismos de protección son la "Acción de Tutela", la "Acción de Cumplimiento", las "Acciones Populares y de Grupo", el "Derecho de Petición" y el "Habeas Data".


EL HABEAS CORPUS


Los antecedentes históricos del Habeas Corpus se encuentran en el <> del derecho romano, en la carta Magna de 1215, en el Fuero de Aragón de 1428, en el Fuero de Viscaya de 1527, en la Ley Inglesa de 1640 y en el Acta de Habeas Corpus de 1679.  Fue concebido como una forma de evitar los agravios e injusticias cometidas por los señores feudales contra sus súbditos o personas de inferior clase.[1]

El Habeas Corpus es la principal institución en el mundo destinada a proteger la libertad personal contra las detenciones arbitrarias o ilegales, y así lo reconocen los pactos internacionales de derechos humanos. Esta acción judicial de amparo se interpone ante el juez para que cualquier detenido sea llevado ante sí, con objeto de decidir acerca de su libertad o detenido, según las acusaciones y sospechas que pesen sobre él.[2]

Reza el artículo 30 de la C. P. que  quien estuviere privado de su libertad, y creyere estarlo ilegalmente, tiene derecho a invocar ante cualquier autoridad judicial, en todo tiempo, por sí o por interpuesta persona, el habeas corpus, el cual deberá resolverse en el término de treinta y seis horas”.

Así, se define el instrumento como el derecho que tiene toda persona de solicitar su libertad ante los jueces, cuando han sido capturadas o retenidas por cualquier autoridad sin que la ley o la constitución lo autoricen para ello o cuando se prolonga ilegalmente.

La petición de habeas corpus puede ser presentada por la persona que se encuentra privada de la libertad o  por terceras personas en su nombre, sin necesidad de mandato alguno. El artículo 282 de la Constitución también faculta al Defensor del Pueblo para invocar el derecho de habeas corpus.

La solicitud de habeas corpus debe contener el nombre del afectado por la privación de la libertad; las razones por las cuales se considera inconstitucional o ilegal esa privación; la  fecha de reclusión; el lugar donde se encuentra; el nombre y el cargo del funcionario que ordenó la aprehensión, si son conocidos; y,  la afirmación - bajo la gravedad del juramento, de que ningún otro juez ha conocido de la solicitud o decidido sobre ella.


Reglas de procedimiento y competencia


El derecho de habeas Corpus permite no ser víctima de una privación de la libertad sin justa causa y que emana del derecho fundamental a la libertad individual, protegido por el artículo 28 de la C. P.   El derecho de habeas corpus abarca el derecho de ejercer los mecanismos previstos en el ordenamiento jurídico para suscitar el control de legalidad sobre la aprehensión.

La Ley 600 de  2000, por la cual se expide el nuevo Código de Procedimiento Penal colombiano regula en artículo 4 el habeas corpus al disponer que quien estuviere ilegalmente privado de su libertad tiene derecho a invocar ante cualquier autoridad judicial, en todo tiempo, por sí o por interpuesta persona dicho mecanismo, el cual debe resolverse en un término de 36 horas contadas desde el momento de la solicitud.

De la misma manera el artículo 177 de la Ley  599 de 2000, por la cual se crea el nuevo Código Penal colombiano dictamina que el juez que no tramite o decida dentro de los términos legales una petición de habeas corpus o por cualquier medio obstaculice su tramitación, incurrirá en prisión de 2 años a 5 años y pérdida del empleo o cargo público.


Motivaciones y efectos del Habeas Corpus


La decisión favorable a una solicitud de habeas corpus debe contener la orden inapelable de que se devuelva la libertad a la persona ilegalmente privada de ella. En el caso en que el habeas corpus sea negado, y el solicitante considere fundadas las razones de su acción, la providencia que denegó su solicitud podrá ser impugnada.

El otorgamiento de habeas corpus produce tres efectos, el  primero, la persona recupera su libertad; el segundo, la persona liberada no podrá ser objeto de nuevas medidas restrictivas de la libertad cuyo fin sea impedir el restablecimiento de las garantías quebrantadas; y tercero, los servidores públicos involucrados en la violación del derecho a la libertad deben ser investigados disciplinaria y penalmente.

____________
[1] ¿Qué es el habeascorpus? Biblioteca virtual del Banco de la República.  Bogotá,  13 de mayo de 2002. http://www.lablaa.org/blaavirtual/pregfrec/habeas.htm

Entradas más populares de este blog

La "Acción de Cumplimiento" en la legislación colombiana

Mecanismos constitucionales de protección de los derechos fundamentales en la legislación colombiana

El Derecho de Petición en la Legislación Colombiana

Grupos étnicos en Colombia | Una aproximación